Gallo del Fado Pequeño - Dorado


4,90 €

Disponibilidad: Temporalmente sin stock. Por favor contáctenos.

Gallo de cerámica pintado a mano decorado en dorado y rojo, dedicado al Fado, Património Cultural  Inmaterial de la Humanidad desde 2011. Esta pieza esencial de la cerámica tradicional y de la artesanía portuguesa no puede faltar en casa como pieza decorativa o como un símbolo nacional.

El gallo típico que se convirtió en un símbolo del turismo de Portugal nació en los años treinta en Galegos Santa Maria por las manos del alfarero Domingos Côto.

Medidas: 15 cm alto

Fado
El Fado es la canción portuguesa por excelencia y aún se canta en los barrios típicos y ambientes estudiantiles. Su origen está lejos de llegar a un consenso por lo que se sigue atribuyendo un pasado distante y una historia romántica al Fado.
Ha sido alrededor de los años 20 que el Fado recibió la configuración de género musical tal como lo conocemos hoy en día. En los años 30 surgen las casas dedicadas al Fado, que aún se mantienen en vigor en el Bairro Alto y Alfama. En Coimbra está acompañado por la guitarra de Coimbra y cantado por los estudiantes en serenatas y reuniones en las que invocan sus sueños, ideologías, aventuras y amores. A pesar de que han aparecido en el mismo momento, los cantantes dicen que tienen poco o nada en común. Mientras que el Fado de Coimbra habla de amor, sueños y utopías, el de Lisboa habla de la tristeza y la nostalgia.
En 2011 el Fado fue elevado a Património Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO resultado de una aplicación ejemplar que ha tenido Mariza y Carlos do Carmo como embajadores.


19 otros productos de la misma categoría:

Carrito  

Sin producto

Transporte 0,00 €
Total 0,00 €

Carrito Confirmar